die-vermessung-der-welt-3d

Fecha: Miércoles 5 de abril, 19h00.
Lugar: Alianza Francesa de Guayaquil.
ENTRADA LIBRE

El Centro Cultural Ecuatoriano Alemán, en colaboración con la Alianza Francesa, continúa presentando sus noches de cine alemán cada mes durante el año 2017.

CORTOMETRAJES: Kurz und Gut III (Corto y bueno III)

Las técnicas y estilos cinematográficas de los cortometrajes pertenecientes a la serie del Goethe-Institut Kurz & Gut III impresionan por su gran variedad de recursos, desde la pintura, la animación de arena o plastilina, hasta la animación 3D.

Estos cortometrajes, ofrecen una idea general del desarrollo de los filmes de animación alemanes de los últimos diez años. Las obras muestran un claro estilo característico y personal de sus autores; mientras unos provocan carcajadas otros invitan a la reflexión. La mayoría de estos cortos fueron éxitos en festivales internacionales y han sido galardonados con distintos premios.

Durante el año 2016, el Centro Cultural Ecuatoriano-Alemán, en colaboración con la Alianza Francesa, presentará una selección de este ciclo. En todas las presentaciones mensuales de cine alemán, se proyectará un cortometraje antes de cada película.

LARGOMETRAJE
Die Vermessung der Welt (La medición del mundo)
Director: De Detlev Buck | Drama, 118 minutos, Color, 2011 (alemán con subtítulos en español).

Die Vermessung der Welt

En el marco del nostálgico ambiente de unas vacaciones en Sardeña, alejada de la rutina, una pareja se enfrenta a sus problemas relacionados con la libertad y la adecuación, que se agravan drásticamente. Los sentimientos íntimos y ya conocidos, las situaciones y los patrones de comportamiento son representados por los actores de manera tan real y vívida, que resulta casi dolorosa.

A principios del S. XIX, dos hombres investigan el mundo. Uno de ellos se concentra en lo visible; el otro, en lo imaginable. Alexander von Humboldt, hijo de una familia de la nobleza, viaja a Sudamérica, para medir el continente y descubrir nuevas formas de vida. Carl Friedrich Gauss, nacido en un entorno modesto, investiga en el escritorio de su casa, y se convierte en un reconocido matemático. Al final, los dos alemanes, ya famosos, se reúnen; son ancianos, pero no son felices. Daniel Kehlmann, el autor de la novela, participó como co-guionista en esta adaptación cinematográfica de uno de los escasos bestsellers de la joven literatura alemana.

Sus infancias no podrían ser más diferentes: Alexander von Humboldt, hijo de una familia de la nobleza de Berlín, tiene los mejores profesores privados, el reconocimiento de su familia y la protección de los poderosos. Carl Friedrich Gauss, en cambio, crece en un ambiente de pobreza y es golpeado por sus maestros y compañeros de colegio pero, cuando ya resulta imposible ignorar su talento para las matemáticas, el duque de Brunswick le otorga una beca. El hecho de que Humboldt se sienta atraído por el ancho mundo, mientras que Gauss prefiera seguir sus investigaciones en el calor y la seguridad de su hogar, se explica tanto a través de las diferentes biografías de los investigadores como de sus talentos son casi opuestos, aunque a ambos los mueva una curiosidad sin límites.

De este modo, la película no se centra en definir los logros científicos de cada uno de estos hombres, sino en los diferentes métodos que emplean para transformar su curiosidad en creatividad. Alexander von Humboldt viaja acompañado por el francés Aimé Bonpland, quien derrocha alegría de vivir, y llega a preguntarle, rabioso: “¿Por qué debe ser usted tan alemán?

Película presentada gracias al Instituto-Goethe

Miércoles 5 de abril a las 19h30
Teatro de la Alianza Francesa (Hurtado 436 y José Mascote).
ENTRADA LIBRE

Trailer: